Confusión entre los vecinos por las obras del entorno del ambulatorio

Se quejan de falta de información por parte del Ayuntamiento y la lentitud con la que se están ejecutando la remodelación de calle La Unión

Las obras han comenzado esta misma semana en la plaza San Valentín/A. D.

Las obras en la vía pública siempre generan molestias, aunque la mayoría de las veces sea para conseguir mejorar la calidad de vida de los vecinos y de las infraestructuras que todos disfrutamos. Para ello, es importante que las personas a las que más les afecta, a los que residen en la zona, estén bien informados del inicio, los plazos y las diferentes complicaciones que puedan suscitarse. Pero este no está siendo el caso de las obra de remodelación de buena parte del entorno de centro de salud de Las Lagunas.


Los vecinos de la zona se vieron sorprendidos esta semana por el inicio de los trabajos de remodelación de la plaza de San Valentín. Estos fueron anunciados por el Consistorio el pasado 8 de enero, que en un comunicado de prensa municipal fecharon el inicio de las obras para la semana siguiente (14 de enero). Sin embargo, no ha sido hasta esta misma semana cuando las máquinas han irrumpido en esta céntrica plaza.


En la calle y en las redes sociales las preguntas y quejas son insistentes. Luci Calderón, en el Grupo Demandas Vecinales de Las Lagunas de Facebook, se quejó de la acumulación de obras en el entorno del ambulatorio: “Ay que ver este alcalde tiene toda Las Lagunas levantada y un jaleo de calles para poder circular”. Para cuestionar la intervención opinó también Ana María Silva, que lamentó que estuviera “otra vez el parque patas arriba” porque “no hace dos años que reformaron”.
En el anuncio de los trabajos, el concejal de Obras, José Carlos Martín, informó de que el objeto de los mismos era instalar una nueva canalización de aguas pluviales. Cuentan con una inversión municipal de 548.000 euros y cuatro meses y medio de plazo.


Más vehementes son las quejas por el abultado retraso de las obras de la calle La Unión. Éstas empezaron en octubre y tenían un plazo de ejecución de cuatro meses. Claramente, van más lento de la cuenta. Antonio Maximiano apuntó en el mismo grupo, “además del miedo que tienen las personas mayores, niños y mujeres de pasar por ahí, por la noche, porque, vamos, esta más oscuro que la boca de un lobo”.
Cruzando la autovía, en calle Roble, también hay obras. A tres meses de las elecciones, el enfado aumenta por momentos.

Deja un comentario