Despiden a una trabajadora municipal que encabezaba una lista sindical

Ana Palomo desgranó, en Territorio Apache TV, algunas de las barbaridades que ha sufrido con Mª Carmen Carmona (C’s) como edil de Servicios Sociales

Desgarrador testimonio el que recogieron los compañeros de Territorio Apache Televisión en su primer programa de ‘Protagonistas’. En él participaron Ana Palomo, trabajadora social del Ayuntamiento de Mijas despedida por el actual equipo de gobierno de C’s justamente cuando se conoció que encabezaría una lista a las elecciones sindicales del Consistorio, y Antonio Fortes, delegado sindical en la institución desde hace años.

Uno de los lugares donde obligaron a trabajar a Palomo


La primera de ellas denunció que, desde que Mari Carmen Carmona es edil de Servicios Sociales y Juan Carlos Maldonado el máximo responsable municipal (ambos de C’s), ha vivido situaciones que podrían calificarse de acoso laboral. De hecho, enseñó vídeos y fotos de las condiciones en las que ha tenido que trabajar en los últimos dos años. En un verdadero zulo, sin ventilación, aislada del resto de compañeros, con pésima climatización, con presencia de roedores y con un ruido insoportable constante, que le llevaron a desanimarse de una manera atroz. “He llegado a querer morirme”, llegó a declarar entre lágrimas.


En este sentido, Palomo reprochó a Maldonado, actual líder de C’s y máximo responsable del Ayuntamiento de Mijas, su incongruencia. “Durante la campaña de las municipales de 2015 dejó en los tablones de anuncios del Ayuntamiento sus promesas. La primera de ella era ‘garantizar la dignidad y los derechos de los trabajadores’. Creo que muchas cosas de las que me han pasado a mi, durante su mandato, se alejan bastante de eso que prometía”, aseguró.


Se trata del segundo despido que sufre en este mandato. Tanto Palomo como Fortes han buscado una explicación por parte de Alcaldía. “Pero sólo nos dijo que lo iba a mirar”, afirmó la ya trabajadora municipal. “A mi me dijo que me iba a llamar. Y no lo ha hecho”, añadió el sindicalista.


Palomo, que en su contrato estaba contemplada como animadora social y ejerció durante trece años como técnica trabajadora social, anunció medidas legales contra esta situación. Antonio Fortes, por su parte, aseguró que el sindicado al que pertenece está estudiando querellarse contra Maldonado por vulneración de derechos sindicales.

Deja un comentario