Una pesadilla sonora en La Cala Hills

Los residentes de la urbanización La Cala Hills llevan casi dos años sufriendo los molestos ruidos que provoca el paso de los vehículos por los badenes que el actual equipo de gobierno hizo para poder crear un paso de peatones

Estos son los molestos surcos creados por C’s y que tantas moletias están causando a los vecinos de La Cala Hills. Además están en un estado lamentable/A. D.

Lo que a priori era una buena y sana intención, al final ha acabado siendo una verdadera pesadilla para los vecinos de la urbanización La Cala Hills.
El actual equipo de gobierno de C’s se decidió, en junio de 2017, a pintar un paso de cebra en el camino de Coín, concretamente a la altura del colegio británico Sant Anthony, para mejorar la seguridad vial de los escolares que residen en esta zona.


El problema es que, al ser una carretera de la Junta de Andalucía, como lo era entonces, ésta pidió que el Ayuntamiento realizara tres surcos antecediendo al citado paso de peatones en cada sentido. Y el colmo fue que, el paso de cada vehículo por encima de estas franjas provocan un molesto ruido que está amargando la vida de muchos de los residentes de esta urbanización.


“Se escucha a lo lejos por el día. Y molesta. Pero, en el silencio de la noche, es un estruendo. Claro que todos estamos a favor de que los niños que van al colegio puedan cruzar seguros. Lo aplaudimos. Pero se tenía que haber hecho de otra forma. Sin esas bandas sonoras. Sobre todo porque ese paso de cebra sólo se usa de lunes a viernes, en horario de entrada y salida, y entre septiembre y junio. El resto del día no los usa nadie”, relató a este periódico Sara, una vecina de La Cala Hills.


En su día, otro vecino, Eduardo, protestó enérgicamente en Facebook, que pedía “medidas más ortodoxas” para señalizar este paso y calificaba los ruidos como “insufribles”.

Deja un comentario