Dos matrimonios y un amante de 42.000€

En un Consejo de Administración de Mijas Comunicación, según ha podido saber esta publicación periódica, Juan Carlos Maldonado (C’s), fiel a su carácter victimista y de no haber roto un plato en su vida, se quejó amargamente de la falta de confianza expresada por los miembros del consejo ajenos a su actual partido. Seguidamente, uno de los representantes del PSOE le espetó: normal, has roto dos matrimonios, en referencia a los pactos con PP y los propios socialistas. A lo que el representante de Costa del Sol Sí Puede Tic Tac, Francisco Martínez, agrego: “y un amante”.


Tiene su gracia que ya, a estas alturas, todos los protagonistas políticos de este verdadero culebrón empiecen a quitarse las caretas. Especialmente, el último mencionado. Posiblemente, porque Martínez se sabe ya desahuciado de la vida política, pero no deja de sorprender que reconozca abiertamente el pacto que ha mantenido con Maldonado desde que comenzó el mandato, unas veces en silencio, y otras a la vista de todo el mundo con lo que llamaron pacto programático.


Que el exsocialista no haya sido capaz de mantener el apoyo de alguien a quien ordenó pagar 42.000 euros de dinero público al año, precisamente, para eso, para que levantara la mano cuando a él le conviniera, hace aún más clamoroso su fracaso como estratega político y su aislamiento.


Con ese escenario, en el que nadie parece confiar en él, al ahora líder naranja, que aún no ha sido nombrado candidato a las municipales, sólo parece quedarle una opción para volver a hacerse con el bastón de mando. Y no parece que esté a su alcance. Ha volado todos los puentes. Se ha convertido en el enemigo número uno de todos y en el único responsable de la situación que arrastra Mijas en los últimos cuatro años.


Dos matrimonios frustrados, un amante y cuatro concejales de Hacienda distintos después, parece evidente que no es el mejor compañero de viaje. El problema es él. No los demás.

Deja un comentario